Al Madinah Al Munawwarah (parte 1 de 4)

  • A A A | Visto: 365 veces

Localizada en la costa occidental de la península arábiga, en la región conocida como Hiyaz, aproximadamente a 90 millas al este de las costas del Mar Rojo, y 290 millas al norte de La Meca, Medina, la ciudad del Profeta Muhammad, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, goza de un lugar muy especial en el corazón de cada musulmán. Al Madinah Al MunawwarahAl BarrahAl Yabirah y Taibah, son solo algunos de los cien o más nombres que los musulmanes le han dado a su amada ciudad, la cual se erige como el segundo lugar más sagrado y significativo del Islam después de Makkah (La Meca).

Su historia es tan rica y su rol tan central en el Islam que ninguna otra ciudad o lugar se le compara.

En Medina está la mezquita del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, y es el lugar donde él fue enterrado. En ella también se encuentra la primera mezquita que se construyó en el Islam, la mezquita de Quba’, la cual el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, ayudó a diseñar y construir personalmente. Es la ciudad de los Ansar (los musulmanes de Medina), quienes sacrificaron todo lo que tenían para apoyar el Mensaje de Al-lah; es la capital del primer gobierno islámico del Califato Rashidun (bien guiado); es el lugar que preservó el Islam y difundió su mensaje por todo el mundo, aún en nuestros días. El Profeta Muhammad, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Por cierto que la fe regresa (y busca refugio) en Medina, así como la serpiente regresa a buscar refugio en su madriguera” [Bujari y Muslim].

Medina es la ciudad de la Hiyrah (emigración), y está llena de momentos y memorias islámicas llenas de gloria, la ciudad cuyos dátiles curan la enfermedad, y cuyos habitantes poseen los más suaves corazones y buen carácter. Estas son alguna de las razones por las que los musulmanes aman Medina y sueñan con visitarla un día.

El objetivo principal de la visita sería, por supuesto, visitar la Mezquita del Profeta; él, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “No emprendan viaje a ninguna mezquita (esperando conseguir bendiciones o una recompensa especial por las oraciones ofrecidas en ella) fuera de las tres mezquitas: Al Masyid Al Haram (en Meca), Al Masyid Al Aqsa (en Jerusalén) y mi Masyid” [Bujari].

Una vez que estamos en Medina, debemos tratar de maximizar nuestro beneficio visitando otros sitios islámicos importantes, aumentando el conocimiento sobre nuestra religión y reforzando nuestra fe en Al-lah.

A pesar de que la mayoría de los musulmanes visitan Medina como parte de su viaje de Hayy, visitarla no es parte de los ritos del Hayy ni de la ‘Umrah (visita ritual a La Meca). Es la significancia especial y virtud asociadas con este lugar único, Al Madinah Al Munawwarah, que llama y motiva a los musulmanes a buscarse un tiempo y venir en multitudes de todas partes del globo para cosechar todas las bendiciones que puedan.

¡Conoce tu historia!

Es necesario que todos los musulmanes, en especial aquellos que visitaran Medina, aprendan ciertos aspectos de su historia, ya que este conocimiento los preparará para comprender y apreciar mejor el papel y significancia de la Medina de nuestro amado Mensajero, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam.

¿Cómo podremos visitar todos los sitios y lugares históricos en el área de Medina si ni siquiera sabemos que existen para empezar? ¿Cómo podremos apreciar y amar esos lugares, los eventos que en ellos ocurrieron y la gente asociada a los mismos sin conocer los datos disponibles antes de llegar a Medina? De hecho, puede que uno ni siquiera alcance la ventaja espiritual de “estar allí” sin tal conocimiento. ¿Qué nos garantiza no cometer errores, o pecados mientras visitamos algunos lugares, si no sabemos o no estamos seguros qué prácticas están permitidas o prohibidas? ¿Cuáles lugares tienen prioridad sobre otros, de tal manera que no nos vayamos de Medina sin haberlos visitado? ¿Cuál es el mejor lugar para realizar la oración estando dentro de la Mezquita del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam? ¿Qué tipo de súplica debemos decir en el cementerio Baqui’?

Es cierto que la mayoría de los musulmanes deben haber escuchado, en algún momento de sus infancias, algunos aspectos, nombres y eventos que son parte de la rica e intrigante historia de Medina; tal vez por eso muchos de nosotros crecemos apasionadamente conectados a este querido lugar. Por ejemplo, todos sabemos de la batalla de Bader o la Mezquita del Profeta y sentimos un fuerte sentimiento de pertenencia cuando finalmente visitamos esos lugares. Pero como muchos testifican, basados en la experiencia personal, el buen conocimiento de la historia asociada con tales sitios puede convertir la visita en un evento espiritual que cambie nuestras vidas.

Las fuentes y referencias históricas auténticas sobre Medina abundan, tanto impresas como en formato digital. Se recomienda que aquellos que planean visitarla, en especial durante el Hayy, se den tiempo para leer algunas referencias, escojan los lugares que visitarán y se familiaricen con lo que se necesita para aprovechar esta visita, en lugar de pasar el tiempo en el hotel, esperando para irse a Meca para realizar el Hayy. Si realmente valoramos la experiencia de ir al Hayy, leer un librito al respecto mientras nos encontramos en el avión no se considera una preparación adecuada, aún si nuestros guías de viaje nos dan una explicación bien presentada sobre esos lugares.


Tags from the story

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *