Castidad demasiado valorada

  • A A A | Visto: 325 veces

Si pensabas que es demasiado malo hablar a tu hijo adolescente sobre sexo, créeme que es mucho peor que ocurra lo contrario. Estoy retorciéndome en mi silla mientras escribo esto y probablemente estaré re-escribiendo mis palabras docenas de veces.

Pero, tan incómodo como es, puede que yo también juegue bien mis cartas. Me mantendré distante de los debates contemporáneos y pondré de manifiesto alguna información básica sobre tu musulmana juventud y el sexo. Recuerda: Estos no son ni soluciones ni exageraciones.

Punto #1: Tu hijo sabe más de sexo de lo que tú sabías a su edad.

Si tu hijo lee escritos contemporáneos o de ficción, ve televisión o surfea en la internet, o , de plano, si simplemente vive en el mundo de hoy, sabe más sobre sexualidad de lo que te podrías imaginar jamás. Una niña de 7 años de edad alguna vez le preguntó a mi hermana embarazada en ese entonces, en qué trimestre de su embarazo estaba. Mi hermana se sorprendió, pues nos preguntamos si nosotros a esa edad sabíamos siquiera lo que significaba un embarazo. Hoy por hoy, carecemos de esa inocencia que emana de la infancia. Los niños son curiosos y, dada la exposición de la sexualidad en la actualidad, si tienen los medios de satisfacer su curiosidad al respecto, ciertamente tomarán ventaja de las oportunidades que se les presenten.

Punto #2  Él o ella no necesita  que le digas más de lo que ya sabe o de lo que necesita saber

Algunos padres se sienten e libertad de discutir asuntos “de adultos” enfrente de sus hijos  o los dejan ver televisión sin supervisión, creyendo que el niño no está poniendo atención . Entonces, cuando el niño les pregunta lo que significan ciertos términos, los mandan a callar, diciéndoles que no es de su incumbencia. Los padres creen que hasta ahí llega el asunto, pero cuando tienes libros para adultos escondidos en el escaparate y la Internet a disposición de tus hijos, entonces muchos niños intuitivos conocen un servidor de búsqueda como la palma de su mano. Aunque yo no estuve expuesto al penetrante tipo de contenido sexual presente en el currículum y medios de comunicación actuales , siendo un chico de 9 años de edad y estando en 6to grado, aprendí mucho más de lo que necesitaba saber, con demasiada anticipación. No puedo decir que fuera lo mejor que me haya ocurrido.

Punto #3: No es tan fuerte frente a la tentación como tú esperas

He visto a madres decir orgullosamente que sus hijas tienen conversaciones “inteligentes” con chicos y padres que no se incomodan con fotos de sus hijos en la escuela rodeados de amigas. Pero cuando un joven musulmán con hormonas alborotadas ve chicas arregladas en la escuela, ve mujeres fantásticas en la televisión en casa, sale con sus amigos al centro comercial donde las chicas con escasas vestimentas giran alrededor, trabaja en la oficina donde las mujeres “se visten para el éxito” y juega videojuegos con personajes femeninos vestidas en tanga y simulando amorosos gestos de la vida real , surfea la internet, chatea e intercambia fotos con Dios sabe quién, por favor no me digan que alguna vez no ha pasado saliva mirando a aquella linda chica. Los padres creen que las chicas no piensan en chicos hasta que se les pregunta si se quieren casar con aquel chico que han escogido para ellas. La verdad es que ,cuando mandas a tu hija a la escuela o la universidad, ve a sus amigas derritiéndose por los gestos del chico atleta, y cuando va al trabajo, se sentirá impresionada por tantos educados y cuidadosos hombres, y cuando está en casa, se tambalea en su asiento a causa de los correos de un aparentemente romántico chico o es novela rosa o aquella trágica historia de amor en una novela. Es raro que hoy en día una chica no haya pensado en el físico de algún guapo. Es solo cuestión de oportunidad el pasar al siguiente paso.

Punto #4: Tampoco es que esté involucrado con cada chica del barrio

De nuevo, tampoco es que estén completamente fuera de sí. No todos los jóvenes emplean la mayoría de su tiempo pensando en relaciones con los del sexo opuesto. Si han sido bien educados, van a borrar los pensamientos y prácticas inmorales de sus vidas. Esperarán hasta el matrimonio y vivirán como musulmanes correctos. Pero Satanás es un tipo ocupado y semejante abstinencia, aunque loable, es rara hoy.

Punto #5: Tu hijo bien sea, está casado, casi casado, o va para allá

Cuando tus jóvenes están con amigos no practicantes, hablan de novias y novios. Cuando están con sus amigos musulmanes, hablan de buenos “hermanas y hermanos”, cuando están con personas religiosas, hablan de matrimonio. No siempre, pero este tema domina la mayoría de sus conversaciones. Entonces, independientemente del plan que tú tengas para sus vidas, (que tu hijo tome una posición administrativa en un conglomerado o que tu hija sea admitida en una prestigiosa universidad) tus hijos probablemente se casarán, o por lo menos realmente lo van a desear , antes de que tus otros sueños para ellos se hagan realidad.

Yo no soy quién para decirte cómo educar a tus hijos, pero sería constructivo tener estos puntos en mente cuando se toque el tema de la juventud musulmana y la educación sexual. Nuestra juventud vive en un mundo de juegos digitales sexuales, celebraciones a la sexualidad femenina, pedófilos orgullosos de serlo, aborto y prostitución legales, y sitios de encuentros entre musulmanes por internet, grupos de musulmanes homosexuales,  chicas musulmanas sometiéndose a operaciones de restauración de himen, y chicos musulmanes festejando en clubs strippers.

Estas no son falsas nociones. La imagen mítica de toda una juventud musulmana por siempre casta, es sólo eso. Esta es la realidad y tú eres el hombre adulto aquí, yo sólo soy un joven informado.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *