El primer ayuno de Ramadán de tu hijo

  • A A A | Visto: 173 veces

El sagrado mes de Ramadán está sobre nosotros. Y para muchas familias, este será el primer mes de ayuno para algunos de sus miembros más jóvenes. Dice Al-lah en el Corán: {¡Oh, creyentes! Se les prescribe el ayuno al igual que fue prescrito a quienes los precedieron, para que alcancen la piedad} [2:183].

Aprender los pormenores del ayuno es una excelente manera de fortalecer los vínculos entre padres e hijos mientras cumplimos con nuestros deberes islámicos. Los niños que están ayunando por primera vez tienen una gran oportunidad para entrenar sus mentes y sus cuerpos para una vida entera de ayunos.

Los padres, especialmente las madres, pueden hacer que el primer ayuno de Ramadán de sus hijos sea un rotundo éxito. Existen muchas formas en que los niños también pueden involucrarse para emprender el recorrido de este Ramadán, y para los innumerables Ramadanes por venir.

Cómo pueden ayudar los padres

 

  • La razón de la celebración

Los niños tienen que saber por qué los musulmanes ayunamos. No es suficiente con decir: “Solo porque sí”.

Los niños tienen que saber que el ayuno es algo que ha sido decretado para la gente guiada por Dios (musulmanes) a través de los siglos, y que solo Al-lah Todopoderoso conoce la sabiduría completa detrás de esto.

Los padres también deben explicar sobre las grandes recompensas que pueden ganarse al ayunar, por un lado, y sobre las cosas que invalidan el ayuno, por el otro.

Además, los niños deben comprender que el ayuno encierra grandes beneficios para la salud. Existen innumerables estudios científicos, realizados por expertos tanto musulmanes como no musulmanes, que han probado que el ayuno es beneficioso para nuestra salud. Los padres podrían hacer alguna investigación sobre los beneficios del ayuno y compartirla con sus hijos.

Uno de los beneficios que el ayuno tiene para la salud es que le da al sistema digestivo la oportunidad para descansar. El sistema digestivo trabaja sin parar durante todo el año, así que el ayuno le otorga ese tan merecido descanso.

Otro beneficio es que el ayuno baja los niveles de azúcar en la sangre y el colesterol, lo cual es vital para la gente que sufre de diabetes u obesidad.

Siéntense con sus hijos y hagan una lista de todos los beneficios que tiene el ayuno para la salud. Utilicen el poder del internet como un recurso para este fin.

  • Hacer “ayunos de prueba” antes de que comience Ramadán

Tal vez sea difícil para sus hijos comenzar a ayunar por primera vez durante Ramadán. El día de ayuno es largo y los niños no quieren nada más que tener éxito cuando comienzan a observar este mandato de Al-lah.

Los padres pueden ayudar entrenando a sus hijos con algunos “ayunos de prueba” que duren solo unas cuantas horas cada dos días. En las semanas previas a Ramadán, aumenten las horas para que los niños logren ayunar casi un día completo. Para cuando Ramadán haya comenzado, sus hijos estarán mejor preparados para enfrentar su primer día ayuno y los días que siguen por el resto del mes.

  • La amabilidad con niños funciona mejor

Cuando enseñen a sus hijos a ayunar por primera vez, los padres tienen que ejercitar mucho su paciencia. Si te enojas cuando tu hijo se queja porque tiene sed o te irritas cuando dice que le duele el estómago, solo herirás su autoestima.

En lugar de eso, trata a tu hijo con amabilidad y empatiza con él. Muchos de notros podemos recordar cómo se siente ayunar por primera vez. Comparte tu historia de tu primer ayuno con tu hijo y hazle saber que te sentías de la misma forma. Cuéntale cómo lo superaste y pudiste ser capaz de finalizar el ayuno.

También, podrías distraer a tu hijo para que se olvide de los malestares causado por la falta de comida y bebida. Podrías darle un juguete o realizar alguna actividad para mantener su mente ocupada.

  • Reconoce el esfuerzo de tu hijo

Refuerza el éxito de tu hijo luego de completar cada día de ayuno con palabras positivas de aliento. Insiste en que cada miembro de la familia lo felicite por el buen trabajo realizado y mantengan esos elogios. Al hacer eso, el niño se sentirá menos incómodo cada vez que ayune y ganará la confianza que necesita para ayunar con éxito en el futuro.

Minimizar su esfuerzo o resaltar sus errores solo lo desanimará y podría hacerlo ver el ayuno como una carga.

Lo que los niños pueden hacer

  • Prepara la comida del Suhur con tu mamá

Puede ser demasiado tentador para los niños estar en la cocina cuando la comida del Iftar está siendo preparada. Sin embargo, los niños podrían ayudar a preparar el Suhur que se comerá antes del amanecer. El Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: “Coman el Suhur. Ciertamente, existen bendición en el Suhur” (Bujari y Muslim).

Ya que tu hijo ayudará a preparar la comida, hazla sencilla. Frutas que puedan ser peladas con las manos, como naranjas y bananas, son excelentes opciones para el Suhur. Sándwiches simples, por ejemplo, de mantequilla de maní o mermelada, son también una opción perfecta para que niños de todas las edades puedan preparar por sí mismos.

Lo mejor de todo será que los niños tendrán tantas ganas de despertarse en medio de la noche para participar del Suhur que también despertarán a los padres para asegurarse de que no se pierdan este acto de la Sunnah.

  • Participa en la adoración a lo largo del día

Los niños pueden cosechar los beneficios de Ramadán al ocuparse de los actos de adoración tales como la oración o el Dhiker (recuerdo de Al-lah). Incluso los niños pequeños pueden participar aprendiendo du’as cortas o escuchando la recitación del Corán.

Enseña a tus hijos a no perder el tiempo en actividades banales, especialmente durante los días y las noches de Ramadán que encierran tantos beneficios, y que aprendan a usar su tiempo sabiamente. Haz que tu hijo elija un lugar tranquilo en la casa, preferiblemente una habitación que no esté llena de distracciones, donde pueda realizar sus actos de adoración sin que sus hermanos menores lo molesten.

  • Crear un acto de caridad

El Profeta Muhammad era el más generoso durante Ramadán. Enseña a tu hijo a seguir esta Sunnah al crear su propio proyecto de caridad que involucre a toda la familia. Enséñale a formular su propia idea y luego presentarla a la familia.

Los niños más grandes también podrían dibujar o escribir sus ideas. Los niños más pequeños podrían proponer pequeñas ideas que sus padres ayuden a desarrollar.

Insiste en que el acto de caridad debe ser llevado a cabo antes de que Ramadán llegue a su fin. Ayuda a tu hijo con algunas ideas para que desarrolle su creatividad, como la recolección de comida o ropa en el vecindario.

La belleza de crear su propia actividad de caridad está en que el niño deseará repetirla cada Ramadán, y así habrá instaurado su propia tradición anual.

  • Hacer manualidades islámicas

No hay nada como las manualidades para mantener la mente de los niños alejada de los gruñidos de sus estómagos. Los niños podrían pasar parte del día creando juguetes pequeños hechos de objetos reciclables, por ejemplo.

Sugiere una temática islámica para mantenerse en línea con el ambiente de Ramadán, como hacer una réplica de la Ka’ba con palitos de madera, o con una lata de leche vacía fabricar una alcancía para recolectar donaciones para dar en caridad a los necesitados.

Otra gran idea es hacer a mano un montón de coloridas tarjetas de “mejórate pronto” para enviar a los niños enfermos en el hospital. Los niños disfrutarán de hacer algo que valga la pena, y el día de ayuno se hará más liviano al distraer la mente con las manualidades.


Tags from the story

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *