El rol del padre musulmán en la lactancia

  • A A A | Visto: 1.255 veces

{Las madres [divorciadas] podrán amamantar a sus hijos dos años si desean completar la lactancia. El padre tiene la obligación de sustentar y vestir a la madre [de su hijo] de acuerdo a sus recursos, a nadie se le impone más allá de sus posibilidades. Que ni la madre ni el padre utilicen a su hijo para perjudicarse mutuamente. Los familiares directos heredan esta obligación. Pero no incurren en falta si ambos [el padre y la madre], de común acuerdo y tras consultarlo entre ellos, deciden destetar [al niño]. Si toman una nodriza para completar la lactancia no hay mal en ello, a condición de que le paguen lo correcto. Tengan temor de Dios, y sepan que Dios ve todo cuanto hacen. Las viudas deberán esperar cuatro meses y diez días. Luego de ese plazo no serán reprochadas por lo que dispongan hacer consigo mismas [siempre que sea] de manera correcta, y Dios sabe lo que hacen} [Corán 2:233-234].

Tan significativamente importante es el acto de la lactancia que Al-lah lo menciona específicamente en Su libro y establece Sus recomendaciones para la duración de esta; además, se exige al padre que provea para satisfacer las necesidades básicas de la madre durante este periodo de tiempo.

Más allá de lo esencial, ¿qué más puede hacer un padre musulmán para asegurar que su esposa e hijos tengan una sana y exitosa relación durante la lactancia? ¿Y por qué deberían, en primera instancia, los padres involucrarse en el proceso de la lactancia?

Los beneficios de una lactancia de tiempo completo superan de lejos el uso de las leches de fórmula; y, en consecuencia, el trabajo extra requerido durante el periodo de lactancia merece el tiempo y esfuerzo que el padre invierte en dar soporte a su esposa. Si bien existe gran cantidad de artículos sobre los beneficios de la lactancia, y una simple investigación en internet puede revelar miles de utilidades, aquí a resumir aquí los principales:

La lactancia tiene innumerables beneficios en la salud del niño:

  • La leche materna contiene el balance perfecto de proteínas, vitaminas, grasa, encimas y hormonas que el niño necesita para crecer y prosperar en su desarrollo. Ninguna fórmula hecha por humanos puede ser igual a la leche humana. De acuerdo con el Dr. William Sears: “La leche humana es una sustancia viva que contiene blancas células sanguíneas vivas y sustancias que incrementan el desarrollo del sistema inmune, y es una fuente nutricional cambiante y dinámica que diariamente (a veces cada hora), que se ajusta para suplir las necesidades específicas de cada bebé en esta etapa del crecimiento. Las leches de fórmula no son nada más que una colección de nutrientes muertos, no contienen células blancas vivas, encimas digestivas o factores inmunes”[1].
  • La leche materna contiene anticuerpos que combaten y previenen enfermedades. Neumonía, resfríos y virus se reducen en los bebés que reciben leche materna, así como condiciones crónicas como la diabetes, la enfermedad celíaca y la enfermedad de Crohn[2].
  • La lactancia promueve el afecto y la responsabilidad de las madres hacia sus hijos, lo que también influencia positivamente el IQ de estos niños[3].

La lactancia también es saludable para las madres.

  • Según la Academia Americana de Pediatría: “La lactancia aporta beneficios para la salud de las madres más allá de la satisfacción emocional. Las madres que amamantan se recuperan más fácil y rápidamente del parto. La hormona oxitocina, liberada durante la lactancia, actúa para retornar el útero a su talla original de manera rápida y puede reducir el sangrado postparto”.
  • Los estudios demuestran que las mujeres que han amamantado tienen porcentajes más bajos de casos de cáncer de seno y ovárico en el transcurso de los años. Algunos estudios han demostrado que la lactancia puede reducir el riesgo de desarrollo de enfermedades como diabetes tipo 2, artritis reumatoide y enfermedades cardiovasculares, incluidas presión arterial alta y colesterol alto.
  • Finalmente, la lactancia como alimento exclusivo para el bebé, retrasa el retorno del periodo menstrual de la madre, lo que puede ayudar a espaciar el tiempo entre distintos embarazos[4].

 

¡La lactancia ahorra una gran cantidad de dinero!

 

  • El costo de la leche de fórmula para alimentar a un niño por un periodo de un año es de entre 800 y 3000 dólares dependiendo del precio y calidad de la fórmula[5].
  • También, puesto que los niños alimentados con fórmula no están protegidos de algunas enfermedades, mientras que los niños alimentados con leche materna sí lo están, podemos tener en consideración el costo de las facturas médicas. La lactancia ahorra dinero en consultas, tratamientos y medicamentos.

Estas son solo algunas de las causas por las que el pecho es mejor.

Lo que papá puede hacer

 

Ahora que está lo suficientemente claro que la lactancia natural del bebé es benéfica para toda la familia y, de hecho, para toda nuestra Ummah, esto es lo que los padres pueden hacer para apoyar a sus esposas de manera óptima durante el periodo de lactancia:

  1. Comprender que los primeros meses después del parto son cruciales para establecer la relación con el lactante. Especialmente si es primera vez que la madre da de su leche a un niño, la mamá necesitará un tiempo para ajustarse con el fin de suplir adecuadamente la demanda. Es recomendado para el bebé que chupe con frecuencia por dos razones: (1) La leche materna se digiere rápidamente, y en consecuencia los bebés sienten nuevamente hambre con prontitud. (2) Cuanto más el bebé chupa, más leche se produce. Sustituir este proceso natural por un tetero o un chupete podría reducir la producción de leche de la madre. Tanto el esposo como la esposa deben comprender desde el principio que la madre que amamanta necesitará emplear varias horas al día cargando y alimentando al bebé. De hecho, en los primeros meses, ¡se sentirá como si todo lo que ella hace es alimentar al bebé! Esto es normal y de hecho muy sano tanto para la mamá como para el bebé.
  2. Permitir que la madre estreche su vínculo con su niño y lo nutra tanto como sea necesario. Los padres deberán ayudar tanto como puedan con los quehaceres de casa, o contratar ayuda si es posible. Mientras que ella dedica incontables horas al cuidado del niño, no tendrá mucho tiempo para atender los quehaceres de casa. De nuevo, los primeros meses de la vida de un bebé es cuando la lactancia implica más dedicación y tiempo. Si existen los medios de contratar a alguien para que ayude con los quehaceres de casa o de la cocina, o si pueden aceptar comidas y ayuda de la familia y de los amigos, este es el momento de hacerlo.
  3. Reconocer que su esposa está haciendo un sacrificio y un trabajo muy importante. Puede que parezca un asunto fácil y relajado sentarse y alimentar un bebé, pero de hecho su cuerpo está trabajando fuertemente para producir leche, y suplir las necesidades de un recién nacido puede ser exhaustivo. De hecho, las madres que amamantan necesitan consumir entre 400 a 500 calorías extra por día para poder producir leche. Puede ser mental y físicamente desgastante estar en labor, como lo están las madres, 24/7. Recuerde que su esposa probablemente no está teniendo una noche de sueño completa. Y reconozca que probablemente podría desear pararse y tomar una taza de café, hablar con sus amigas, o tener unos minutos para ella misma. Estos son “lujos” que probablemente ella tendrá que dejar ir y olvidar por varios de los primeros meses de vida del bebé. También es posible que se sienta ansiosa y culpable por las pilas de ropa esperando a ser dobladas, los estantes empolvados, o el desorden por toda la casa. Este es el momento para ambos para hacer del bienestar de su niño su principal prioridad. El primer año del niño es un lapso corto, pero crucial. Su cerebro se desarrolla, su cuerpo crece rápidamente, y el mejor lugar del mundo para él son los brazos de sus padres, y el mejor alimento posible es la leche de su madre. Permitan que los quehaceres de la casa y las diversiones estén por debajo de la lista de prioridades en este momento.
  4. Sean los defensores de sus esposas. Con el paso de los años, muchas hermanas me han confesado que tan solo un día o dos después de dar a luz, se esperaba que ya estuvieran fuera de la cama, cocinando, limpiando y sirviendo té a los parientes y allegados. ¡Esto es insalubre e injusto! Una mujer que ha dado a luz necesita y merece reposo. Su cuerpo ha atravesado una enorme prueba. Sus hormonas están en convulsión, creándole irritabilidad y en ocasiones tristeza o ansiedad. Crear un lazo con el bebé, amamantarlo y curarse son las únicas cosas que ella debería estar haciendo en ese primer par de meses. Si se ha sometido a una cesárea o ha tenido un parto traumático, entonces necesitará aún más tiempo para sanar. Debe haber un líder para calibrar el entorno en estos primeros meses tras el nacimiento del bebé. ¡Y esa persona es usted, padre musulmán! Usted puede liderar el camino de muchas maneras muy positivas. Puede organizar, junto con su esposa, qué visitas, en caso de haberlas, serán permitidas en las primeras semanas tras el nacimiento. Las visitas deberían estar en extremo limitadas, pues el recién nacido no debe ser expuesto a gérmenes, y una madre no debe emplear su energía en recibir huéspedes. Incluso los miembros de la familia más cercanos deben hacer visitas cortas y hacerse lo más útiles posible. Pueden hacer mucho para facilitar la transición: traer alimento, ayudar con la limpieza del lugar, entretener a los niños mayores, cuidar de las plantas o de las mascotas. Si usted no se siente confortable solicitándoles ayuda, por lo menos puede servir como vocero de su esposa. Diga las cosas que sea necesario que sean dichas, y sea su protector y defensor. Recuérdele amablemente a los demás que ella necesita descanso y privacidad para cuidad de sí misma y del bebé. No se necesita hacer apologías para esto. De hecho, estará claro que usted es un padre que cuida profundamente de su familia.
  5. Ayúdele a su esposa a conseguir quien la asista, si ella lo necesita. Si bien amamantar es natural, pueden presentarse dificultades. El bebé puede tener problemas para adherirse al pecho, o la madre puede experimentar dolor. Muchas familias abandonan la lactancia cuando su desarrollo se dificulta. ¡Por favor no la abandonen tan rápidamente! Prácticamente todos los problemas relacionados con la lactancia tienen soluciones relativamente sencillas. Los consultores certificados en lactancia están entrenados para ayudar en tales diagnósticos y solucionar los problemas. Los hospitales y doctores pueden recomendarle un consultor en su área. La liga Internacional de la leche es un grupo sin ánimo de lucro que ofrece soporte y educación para lactantes, así como reuniones de apoyo (http://www.llli.org). La lactancia está hoy en día reconocida como ciencia y como arte. Las historias de antaño que atemorizan sobre la lactancia están descartadas y deben evitarse, puesto que las investigaciones actuales, los descubrimientos y las estrategias contemporáneas han revolucionado el enfoque y los métodos en que abordamos la leche materna y la lactancia. No puedo repetir esto lo suficiente: ¡No la abandonen demasiado rápido! ¡Hay casi siempre una solución a cada problema relacionado con la lactancia! Las mamás solo necesitan apoyo extra en estos momentos.
  6. Exprésenle su aprecio a la madre de su hijo. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Los mejores de entre ustedes son los mejores con sus esposas” (Tirmidhi).

Si su esposa se dedica a nutrir y alimentar a su hijo, está de hecho dando un increíble regalo que no debería tomarse por supuesto. Dígale que la ama y que la aprecia. ¡Ella necesita oír esto!

___________________________________________________

[1] http://www.askdrsears.com/topics/feeding-eating/bottle-feeding/comparision-formulas-and-breastmilk

[2] http://www.askdrsears.com/topics/feeding-eating/bottle-feeding/comparision-formulas-and-breastmilk

[3] https://www.sciencedaily.com/releases/2014/02/140226155645.htm

[4] https://www.healthychildren.org/English/ages-stages/baby/breastfeeding/Pages/Benefits-of-Breastfeeding-for-Mom.aspx

[5] http://kellymom.com/pregnancy/bf-prep/bfcostbenefits/


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *