¿Eres uno de ellos?

  • A A A | Visto: 745 veces

Los días y las noches de Ramadán van pasando, y las formas de invertir el tiempo y los esfuerzos en ellos varían de una persona a la otra. Algunas personas se apresuran y compiten en diversas formas de buenas acciones. Otros no renuncian a sus pecados y persisten en su desobediencia. Pedimos a Al-lah, el Todopoderoso, que nos guíe a todos.

Sin embargo, existen ciertos regalos divinos, que si los descuidamos estaremos cometiendo una muy mala acción. La pérdida de esos regalos no puede ser compensada. Por ejemplo, Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, dijo que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Al-lah libera del Infierno a ciertas personas. Esto suceda en cada noche [de Ramadán]” [At-Tirmidhi e Ibn Mayah].

Yabir, que Al-lah esté complacido con él, dijo que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Al-lah libera del Infierno a ciertas personas en cada ruptura del ayuno (iftar), y esto sucede cada noche” [Ibn Mayah]. Ahmad, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, narró el mismo hadiz bajo la autoridad de Abu Umamah, que Al-lah esté complacido con él.

Estimado lector, si alguien se pregunta a sí mismo “¿Soy alguno de aquellos que han ganado ese regalo divino, aunque sea en una sola de las noches pasadas?” … Por supuesto, nadie conoce esto con certeza, sin embargo, un musulmán está obligado a no escatimar esfuerzos para tener la oportunidad de ganar este gran regalo. Esto puede suceder al hacer buenas obras y esforzarse para luchar contra los deseos para renunciar a los pecados.

Cada uno de nosotros se conoce muy bien a sí mismo y a sus defectos. Todos debemos apresurarnos a enmendar nuestras faltas, ya sea que se traten de descuidar los derechos de Al-lah, el Todopoderoso, o los derechos de las personas. Luego, debemos realizar buenas acciones por el resto de nuestras vidas, ya que las acciones son juzgadas según el final que tengamos. Si no se tuvo un buen final del mes, es una señal de que las obras fueron rechazadas. Si el final del mes es bueno, todas las acciones serán buenas. Pedimos a Al-lah, el Todopoderoso, que nos guíe hacia las buenas obras y las acepte de nosotros.

¡La oportunidad de la vida!

Al-lah, el Todopoderoso, Dice: {[Adorar a Al-lah] La noche del decreto es mejor que [hacerlo] mil meses} [Corán 97:3]. Esto significa que la adoración durante la Noche del Decreto es mejor que adorar a Al-lah, Glorificado sea, por mil meses. Mil meses equivalen a 83 años y 4 meses. ¡Imagínate tú adorando a Al-lah durante todo ese periodo! Lo que es mejor que esto es realizar actos permisibles de adoración en esta noche, tales como la oración, las súplicas, la recitación del Corán, mantener los lazos de parentesco, dar en caridad, la benevolencia y otros actos de bondad.

El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Quien pase la Noche del Decreto haciendo oraciones voluntarias con fe y esperanza en la recompensa, le serán perdonados sus pecados pasados” [Bujari y Muslim]. En otra narración se menciona: “… Le serán perdonados sus pecados pasados y futuros” [Ahmad, Ibn Hayar: Hasan]

Se llama la Noche del Decreto debido a su gran valor ante Al-lah, el Todopoderoso (el término árabe Qader puede significar valor, decreto o límite), o porque lo que ocurrirá el año siguiente es decretado durante esta noche y pasa de la Tabla Preservada a las escrituras de los ángeles, o porque su tiempo es limitado ya que es desconocido para la gente.

Esta noche está entre las últimas diez noches de Ramadán. Lo más probable es que sea una de las noches impares. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Este [Ramadán] tiene una noche que es mejor que mil meses. Quien es privado de su virtud, verdaderamente ha perdido” [Ahmad y An-Nasa’i]

El Imam Ad-Dahak, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, fue preguntado acerca de la mujer que está en su periodo de postparto o con la menstruación, el viajero o la persona que se queda dormida, tienen parte en la Noche del Decreto; él dijo: “Sí. Todo aquel cuyas acciones son aceptadas por Al-lah, el Todopoderoso, Él le Dará su parte en la Noche del Decreto”.

Queridos hermanos y hermanas, todos cometemos pecados y fallamos en realizar las órdenes de Al-lah, el Todopoderoso. Sin embargo, Al-lah, Glorificado sea, es el más Perdonador. Este es uno de los aspectos de Su benevolencia, que nos da estas épocas benditas y estas grandes oportunidades. El siervo debe hacer sus mayores esfuerzos en realizar buenas acciones. Todos encontrarán que es fácil realizar estas acciones (ya que los llevarán a su lugar destinado) porque para ellas ha sido creado. Por tanto, apresurémonos a realizar buenas obras el resto del mes. Tal vez podamos compensar los días perdidos de nuestras vidas. Busquemos la ayuda de Al-lah, el Todopoderoso.

El líder de los creyentes, Mu‘awiah Ibn Abi Sufian, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Las obras son como un contenedor: si su fondo es bueno, entonces su parte superior es buena; si su fondo está dañado, entonces su parte superior está dañada”.

[Ibn Mayah; Ibn Hibbaan: Sahih]

Tags from the story

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *