Normas legales con relación al recién nacido (parte 1 de 2)

  • A A A | Visto: 358 veces

Antes y durante el nacimiento

  1. La conveniencia de tener muchos hijos y rezar por ello

El control de la natalidad se desalienta en el Islam. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nos animó a tener muchos hijos. Él dijo: “Cásense con la mujer afectuosa que desea muchos hijos, pues, de hecho, espero que mi comunidad sea la más numerosa de todas las comunidades el Día del Juicio” [Dawud]. Hay muchos beneficios terrenales y espirituales en tener muchos hijos. Contrario a lo que comúnmente se asume en la actualidad, muchos hijos incrementan y no disminuyen la Rizq (provisión) de uno, pues Al-lah le asigna a cada niño su propia Rizq. Además, los padres se benefician en el Más Allá de la rectitud de sus hijos.

  1. La noticia del embarazo, una ocasión feliz

El Corán nos enseña que el anuncio de un niño que viene es una noticia buena, de hecho, da la buena nueva de la llegada de un niño [Corán 19:7]. También dice el Corán: {Le dijeron: “No temas”, y lo albriciaron que tendría un hijo sabio} [Corán 51:28]. Se les recomienda a los musulmanes apresurarse a dar las buenas nuevas (incluyendo la noticia de la concepción) a los demás. Esto es porque las buenas nuevas alegran el corazón del otro y fortalecen los lazos de amor ente quien albricia y quien recibe la noticia, y tiene un impacto en el ánimo y el espíritu del receptor.

  1. El primer llanto

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “El (primer) llanto del recién nacido viene del pinchazo de Satanás” [Bujari y Muslim], solo Jesús, que la paz sea con él, y su madre Mariam escaparon a esto, debido a la protección de Al-lah. De modo que vemos a Satanás comenzando su asalto sobre el hijo de Adán en su nacimiento. Por lo tanto, nuestra lucha contra él dura toda nuestra vida. Es por esta razón que cuando uno desea atraer a su esposa íntimamente, debe comenzar diciendo “en el nombre de Al-lah” y suplicar: “¡Oh, Al-lah! Mantén a Satanás lejos de nosotros. Y mantén a Satanás lejos de cualquier cosa (niño) que nos proveas”. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nos enseñó que si uno dice esto y luego tiene relaciones sexuales con su esposa, Satanás no dañará a un niño concebido en tales relaciones [Bujari y Muslim].

El día del nacimiento

  1. La conveniencia del Tahnik el día del parto

Tahnik significa mordisquear un dátil para ablandarlo y luego sostenerlo en la boca del recién nacido de modo que él chupe el dátil. Es Sunnah hacer Tahnik el primer día del nacimiento. Abu Musa Al Ash’ari dijo: “Un hijo mío nació. Así que se lo llevé al Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y él lo nombró Ibrahim, hizo Tahnik, suplicó que fuera bendecido, y me lo devolvió” [Bujari].

  1. La sabiduría detrás del Tahnik

Hay una bendición obvia en tener la saliva del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, mezclada con la saliva propia. Por esta razón, muchos compañeros se sentían felices de que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, hiciera Tahnik para sus hijos. Sin embargo, está prohibido buscar bendiciones de cualquier otro por esta vía. Así que hoy día hacemos Tahnik emulando al Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Hay algunos beneficios para el recién nacido en el Tahnik, como la transmisión de bacterias al estómago del recién nacido que le ayudarán a digerir su primera comida. El Tahnik también le da al recién nacido algo dulce qué chupar, lo que lo hace practicar el mamado de modo que pueda asir más fácilmente el pecho de su madre.

  1. Hacer el llamado a la oración en el oído del recién nacido

Abu Dawud, Tirmidhi y otros reportaron que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, hizo el Adhan (el llamado al Salah) al oído de Al Hasan, que Al-lah esté complacido con él, cuando nació. Con base en esos reportes, los musulmanes tienen una larga tradición de seguir esta práctica profética. En la era moderna, la confiabilidad de este hadiz ha sido desafiada. En consecuencia, eruditos del Hadiz difieren al respecto, algunos sostienen que hacer el Adhan al oído del recién nacido no está prescrito en el Islam.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *