Normas legales con relación al recién nacido (parte 2 de 2)

  • A A A | Visto: 236 veces

El séptimo día

  1. La ‘Aqiqah

La ‘Aqiqah es un sacrificio realizado después del nacimiento de un niño. Es un ritual prescrito en el Islam debido a la declaración del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Y con el niño (recién nacido) está su ‘Aqiqah. Así que dejen que la sangre (del sacrificio) fluya para él” [Bujari].

Dos corderos o cabras deben ser sacrificados para un niño, y una para una niña, debido a la afirmación del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Para el niño dos ovejas y para la niña una” [Abu Dawud].

  1. ¿Cuáles son las normas legales de la ‘Aqiqah?

Los eruditos difieren sobre la ‘Aqiqah. Algunos dicen que es Wayib (una obligación), mientras que otros sostienen que es Mustahab (deseable). Aquellos que afirman que es una obligación utilizan como evidencia declaraciones del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, como esta: “El rescate de cada recién nacido es su ‘Aqiqah, que es sacrificado por él en su séptimo día”.

Aquellos que sostienen que es deseable, utilizan como evidencia algunos hadices como la afirmación del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, a Fátima, que Al-lah esté complacido con ella, cuando nació Al Hasan: “Afeita su cabeza, pero no hagas Aqiqah” [Ahmad].

La opinión preferible es la que sostiene que la Aqiqah es una obligación. En cuanto a que el Imam Ahmad reportó que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le dijo a Fátima que no hiciera ‘Aqiqah, se ha establecido que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, realizó la ‘Aqiqah para Al Hasan él mismo, y que fue por esto que le dijo a Fátima que no lo hiciera.

  1. ¿Cuándo debe realizarse el sacrificio?

El sacrificio debe ocurrir en el séptimo día después del parto. Si se realiza antes, no cuenta. Si uno no está en capacidad de sacrificar en el séptimo día, entonces debe hacerlo cualquier día después de ese. Al contrario de la opinión común, no hay un hadiz confiable que afirme que uno debe sacrificar en el día 14 o 21 si uno no pudo sacrificar en el séptimo.

  1. ¿Solo cuentan las ovejas para el sacrificio?

Solo ovejas y cabras cuentan para la ‘Aqiqah debido a que no hay un hadiz que mencione otra cosa. De modo que, si uno sacrifica una vaca o una gallina, esto no cumplirá con la obligación, aunque hacerlo como Sadaqah en nombre de un niño es una buena práctica.

  1. Afeitar la cabeza del recién nacido

Es una obligación afeitar la cabeza del recién nacido debido al hadiz ya mencionado: “El rescate de cada recién nacido es su ‘Aqiqah, que es sacrificado por él en su séptimo día, y que su cabeza sea rapada para que se le dé nombre”. Cuando uno afeita la cabeza de un recién nacido, se debe evitar dejar sitios de la cabeza sin afeitar. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, vio una vez a un niño cuya cabeza no estaba completamente afeitada, tenía parches de cabello en ella, entonces dijo: “O se lo afeitas todo o se lo dejas todo” [Abu Dawud].

Una de las sabidurías detrás de afeitar la cabeza del recién nacido, es que es una práctica de higiene, debido a que, al salir de su madre, coágulos de sangre y otras impurezas se adhieren a su cabello.

  1. Dar el peso del cabello en plata como Sadaqah

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, instruyó a Fátima para que diera el peso del cabello de su hijo en plata [Tirmidhi]. De modo que quien esté en capacidad financiera, debe seguir esta Sunnah.

  1. Perfumar la cabeza del recién nacido

Los árabes, en su época de ignorancia antes del Islam, solían pasar un trapo con sangre del sacrificio por la cabeza del recién nacido. Luego, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, les enseñó que ese era un ritual antihigiénico y no prescrito por Al-lah, y lo prohibió. En lugar de ello, ordenó que la cabeza del recién nacido sea perfumada con Jaluq, un tipo de perfume que consiste en una mezcla de ciertas esencias, en especial azafrán. Es de color amarillento a rojizo.

  1. Nombrar al niño

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nos ordenó nombrar al niño en el séptimo día [Tirmidhi]. También nos enseñó que los nombres más amados por Al-lah son ‘Abdal-lah y ‘Abdurrahman. Los eruditos coinciden en que uno de los derechos del niño sobre sus padres, y en específico sobre su padre, es que le elija un buen nombre. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, cambió los nombres de algunas personas que tenían nombres que eran desagradables, como “Guerra”, por ejemplo.

  1. La circuncisión

La mayoría abrumadora de los eruditos está de acuerdo en que es obligatorio para el hombre tener eliminado su prepucio, es decir, ser circunciso. Hay un número de hadices que mencionan que esto debe hacerse en el séptimo día. Sin embargo, estos hadices no son completamente auténticos. Aun así, no hay daño en hacer la circuncisión en el séptimo día. En general, es mejor que la circuncisión se haga lo antes posible, debido a que así es menos dolorosa para el niño.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *