Se debe decir: “Estoy Ayunando”

  • A A A | Visto: 279 veces

 El Islam enseña los buenos modales y anima a la gente a adoptarlos haciéndolos una razón para entrar al Paraíso. A pesar de que tener buenas costumbres está recomendado en todo momento, se hace más énfasis en ello durante Ramadán, ya que ayunar es uno de los actos obligatorios de adoración. Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, dijo que se le preguntó al Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, acerca de qué era lo que más hacía que la gente fuera admitida en el Paraíso, y él dijo: “El temor de Al-lah y los buenos modales”. Aquel que tiene buenos modales es considerado uno de los mejores musulmanes, y uno de aquellos que tienen la fe más perfecta. ‘Abdul-lah Ibn ‘Amr, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “De hecho, el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, no era inmoral ni utilizaba lenguaje obsceno, y solía decir: ‘El mejor entre ustedes es aquel que tiene los mejores modales’”. ‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, dijo que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Los creyentes que tienen la fe más perfecta son aquellos que tienen los mejores modales y son los más amables con sus esposas”.
El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nos dijo que las buenas costumbres son los actos de obediencia que más pesan en la balanza de las obras de los creyentes. Abu Ad-Darda’, que Al-lah esté complacido con él, dijo que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “No hay nada más pesado en la balanza [del más allá] que los buenos modales”.
El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, también nos dijo que los buenos modales pueden elevar el rango de quien los posee al nivel de quien ayuna durante el día y reza durante toda la noche. ‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, dijo que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Un creyente alcanza con sus buenos modales el rango de uno que ayuna y reza durante toda la noche”.
Quien tiene buenos modales es la persona más amada para el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y es el más cercano a él. ‘Abdul-lah Ibn ‘Amr, que Al-lah esté complacido con él, dijo que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo tres veces: “¿Quieren que les diga sobre el que es más querido entre ustedes para mí y será el más cercano a mí en el Día del Juicio?”. Los Compañeros, que Al-lah esté complacido con ellos, dijeron: “Sí, ¡oh, Mensajero de Al-lah!”. Él dijo: “Son aquellos de ustedes que tienen los mejores modales”.
El cierto que los buenos modales deben mantenerse todo el tiempo, pero hay que cuidar de ellos aún más durante Ramadán, debido a que ayunar durante el mes de Ramadán es una de las obligaciones establecidas por la Shari’ah (ley islámica). Si se combina con otras obligaciones, se convertirá en una carga para el alma que está mal acostumbrada a estar libre de lo que la restringe. Por lo tanto, la recompensa por estas obligaciones es a cambio de someterse a estas órdenes.
Es posible que la persona se vea perturbada ante ciertas situaciones que alteren su estado de ánimo, por más que tenga buenas intenciones y la voluntad de controlar su carácter y sus emociones. Por ello, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, prohibió al ayunante mostrar malos modales, aclarando que no es adecuado para él decir palabras soeces o levantar la voz cuando discute con alguien ni maldecir o abusar de otros con las mismas palabras, etc. Por el contrario, ante una provocación debe decir: “Estoy ayunando”. Al hacer esto, se recuerda a sí mismo y le recuerda a los demás, los buenos modales que debe tener el ayunante. Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, narró que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Cuando alguno de ustedes está observando ayuno, no debe caer en lenguaje obsceno ni debe levantar la voz; y si alguien lo insulta o trata de armarle pelea, debe decir: ‘Estoy ayunando’”.
La prohibición de hablar en lenguaje obsceno y levantar la voz mientras se ayuna, no significa que ello sea permitido cuando la persona no está ayunando. Por el contrario, se enfatiza que uno no debe hacerlo ni siquiera como respuesta por algún daño recibido. Esto también se aplica a los momentos fuera del ayuno, ya que Al-lah, el Altísimo, nos insta a responder al mal con bien. Al-lah, el Todopoderoso, dice: {No se equipara obrar el bien y obrar el mal. Si eres maltratado responde con una buena actitud [sabiendo disculpar], y entonces verás que aquel con quien tenías una enemistad se convertirá en tu amigo ferviente} [Corán 41:34].


Tags from the story

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *