Siete formas prácticas de adquirir conocimiento sobre el Islam (1 de 2)

  • A A A | Visto: 213 veces

Alhamdu lil-lah, hemos sido informados por medio de varias fuentes acerca de la importancia de buscar el conocimiento y aprender más acerca de nuestra hermosa religión.

¿No sería extraordinario si pudiéramos sentarnos y dedicarnos completamente a adquirir conocimiento sobre el Islam para así poder obtener algunos de los grandes beneficios que pueden ser alcanzados [a través de esto]?

El Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Buscar el conocimiento es obligatorio para todo musulmán [hombre o mujer]” [Ibn Mayah].

Sabemos que tenemos que buscar el conocimiento, pero ¿cómo exactamente lo hacemos? La mayoría de nosotros simplemente no tiene tiempo para dedicarse a buscar conocimiento (o al menos eso parece). Por esta razón, hemos compilado algunos consejos para ayudar a las personas a buscar el conocimiento sobre nuestra hermosa religión.

1. El manejo del tiempo

Aprender a manejar adecuadamente nuestro tiempo puede ser algo muy muy efectivo. En primer lugar, esto implica mirar nuestro horario y determinar dónde podemos encontrar un espacio de tiempo libre para estudiar.

Por ejemplo, podría ser que las tardes de los sábados tengamos un par de horas libres. Si este es el caso, entonces llenemos ese tiempo asistiendo a un curso, escuchando una o dos conferencias, estando en compañía de una persona de conocimiento sobre el Islam, etc. Si dejas simplemente que las cosas sigan su rumbo acostumbrado sin tomar ninguna acción, es muy probable que la búsqueda de conocimiento sea puesta de lado y lo verás como algo muy difícil de realizar y no lograrás ningún progreso en este campo.

Por lo tanto, planificar es muy importante (al igual que sucede con cualquier otra actividad en la vida). Como dicen comúnmente en el mundo de los negocios: “Si fallas en planificar, estás planeando fallar”.

Algo para recordar: Si tienes tiempo libre, Shaitan estará más que feliz de llenar ese tiempo con algo frívolo; por lo tanto, es mejor que ocupes tu tiempo en algo beneficioso antes de que Satanás tenga la oportunidad de distraerte.

Si tienes muchas responsabilidades y te estás esforzándote por encontrar algo de tiempo, entonces sería una buena idea analizar con detenimiento tu cronograma de actividades semanal y ser honesto contigo mismo. Por ejemplo, si acostumbras usar un día completo para ir de compras y socializar y no te quedan energías para hacer nada más después, entonces ese día no parece ser uno productivo.

Pregúntate a ti mismo: ¿Realmente necesito tanto tiempo para hacer estas actividades? In sha Al-lah, luego de limpiar tu horario con este ejercicio encontrarás tiempo libre para utilizarlo en adquirir conocimiento.

Además, podemos echar un vistazo a la vida del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, quien es el mayor ejemplo para nosotros en todo sentido, incluyendo el manejo del tiempo. Esto puede ser visto en la forma en que les dedicaba tiempo a sus esposas, hijos, nietos, Sahabas, mientras era un general y luchaba por la causa de Al-lah, Exaltado y Glorificado sea, era predicador, manejaba los diferentes Estados islámicos, etc. A pesar de estas y muchas otras responsabilidades, él era el mejor en todos los aspectos de su vida y estaba siempre dispuesto a dar toda su atención y nunca descuidaba ninguna de sus responsabilidades.

2. Invierte en un lector de CD y otro aparato electrónico

Este es un método muy práctico de incrementar tu conocimiento sobre la religión con sólo un pequeño esfuerzo. “Otro aparato electrónico” puede ser un mp3 o un teléfono celular que te permita descargar conferencias y programas que puedas escuchar cuando estás de camino a algún lugar. Esto es muy útil para aquellos que tienen poco tiempo disponible. Invierte en audífonos si aún no tienes unos, verás cómo te ayudará a aprovechar los espacios de tiempo libre que tengas.

Alhamdu lil-lah, también existen muchas páginas web muy útiles que ofrecer servicios de descarga, así que aprovéchalas. Si no puedes encontrar ninguna de ellas, recurre a Youtube y utiliza algún programa para descargar archivos. Puedes buscar para descargar algunas conferencias motivacionales, historias sobre hombres y mujeres en el Islam, o incluso alguna serie sobre un tema en particular.

Busca una hermosa recitación del Corán para escucharla regularmente. Esto aumentará tu amor por el Corán, te ayudará a corregir tu recitación y a evitar los pecados. El sosiego (Sakinah) y la satisfacción son algunas de las grandes bendiciones que recibimos a través de la recitación del Corán.

3. Encuentra una pequeña área en la cual enfocarte

Esto significa concentrarte en un aspecto del conocimiento que deseas adquirir y no tratar de abarcar todos los diferentes temas sobre el Islam. Esto será especialmente importante si acabas de encaminarte en el sendero del conocimiento. El Islam es en verdad como un océano que no tiene fondo y no conoce límites. Por lo tanto, tómate tu tiempo y da pequeños pasos si eres un principiante, ya que intentar comprender mucha y muy variada información de forma rápida puede resultarte abrumador y hacer que te des por vencido pronto.

Así es que, permanece firme en buscar el conocimiento incluso si es sólo un poco, pero con constancia, y Al-lah, Exaltado y Glorificado sea, aumentará tu amor por el conocimiento y por Su religión, y tú serás de aquellos amados por Él y por los ángeles.

Se reporta en un hadiz narrado por ‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, que: “El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, fue preguntado: ¿Qué acciones son más amadas por Al-lah? Él dijo: ‘Las acciones más constantes, aunque sean pocas’. Y agregó: ‘No se impongan a sí mismos sino aquellas acciones que estén dentro de sus posibilidades’” [Bujari].

Por lo tanto, ¡mantente firme y no te des por vencido!

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *