Confrontando el síndrome de la cama cómoda y acogedora (parte 2 de 2)

En la primera parte hablamos de la oportunidad que Allah, Subhanahu wa Ta’ala, nos da durante el Salaal Lailla oración nocturna. Continuamos con consejos sobre cómo hacer que sea una parte exitosa de nuestras vidas 

Técnicas para alcanzar éxito con la oración nocturna 

He aquí algunos consejos que podemos poner en práctica para mejorar nuestras probabilidades de tener éxito en la realización del Ṣalaal Lail, y así estar entre los receptores de sus infinitas bendiciones: 

  1. Buscar la sinceridad (Ijlas) 

Allah ayuda únicamente a aquellos que son sinceros en sus corazones, como nuestro Profeta (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: Si son veraces con Allah, entonces Allah les otorgará lo que ustedes deseen (An-Nasai).  

Así que busca la sinceridad con determinación y resolución dentro de ti: Me levantaré para la oración nocturna y me presentaré ante mi Señor para ganar Sus inmensos favores. 

  1. Tomar una siesta durante el día 

Tomar una siesta antes o después de la oración deDhuhur liberará el estrés y, por lo tanto, le permitirá a uno levantarse en la noche para orar. 

Algunas oficinas en Occidente incluso han comenzado esta práctica de hacer que sus trabajadores descansen un poco durante las horas de trabajo, ya que esto les ayudará a trabajar con mayor eficiencia durante el resto de su jornada. 

  1. Evitar comer en exceso 

Demasiada comida o bebida es una de las principales razones que hacen que uno se sienta letárgico y descuide el Ṣalaal Lail. 

Comer menos disminuye la necesidad de dormir, y esto ayudará a poner en práctica la oración nocturna. 

  1. Rechazar los pecados 

Incluso después de que suena la alarma, nos quedamos cómodamente en nuestras camas, ¡a veces sin haberla escuchado! 

En realidad, puede ser debido a nuestros pecados durante el día que Al-lah nos haga entrar en un sueño profundo; puede que no quiera vernos ni bendecirnos en ese momento, a menos que estemos listos para acudir a Él pidiendo perdón. Así que mantenerse alejado de los pecados ayudará a evitar que uno se prive a sí mismo del Ṣalaal Lail y así cosechar sus bendiciones. 

Además, el corazón debe estar libre de la injusticia de los intereses mundanos excesivos y de la malicia hacia los demás. 

  1. Luchar contra nosotros mismos 

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo una vez: “Cuando un hombre de mi Ummah se levanta a orar por la noche, luchando contra su propio ser para ponerse en pie y purificarse, hay nudos [fijos] en él. Cuando se lava las manos en el wuḍú, se deshace un nudo. Cuando se lava la cara, se deshace otro nudo. Cuando se limpia la cabeza, se deshace otro nudo. Cuando se lava los pies, se deshace otro nudo. Entonces Al-lah dice a los ángeles: Miren a este siervo Mío, que está luchando contra sí mismo y Mestá suplicando. Todo lo que Msiervo Me pida será suyo’” (Ahmad). 

Y luchar contra uno mismo solo es posible a través de la obediencia y amor de un siervo por su Señor. 

  1. Ser consciente de las virtudes del Salat al Lail 

Conocer las recompensas y el valor intrínseco de realizar Ṣalaal Lail produce el deseo de hacerlo. Debemos leer un artículo o un libro que destaque su prestigio, no solo una vez, sino con frecuencia, para mantenernos alerta y con energía para ello. A este respecto, los padres también deben alentar a sus hijos. Estar en compañía de personas piadosas, especialmente un cónyuge piadoso, también puede ayudar. 

Abu Hurairah informó que el Mensajero de Al-lah dijo: “Que Al-lah se apiade de un hombre que se despierta por la noche, reza y despierta a su esposa para rezar; y si ella se niega, él le rocía agua en la cara. Y que Al-lah se apiade de una mujer que se despierta de noche, ora y despierta a su marido para orar; y si él se niega, ella le rocía agua en la cara (Abu Dawud). 

  1. Observar las sunnas de dormir  

Uno debería dormir temprano de acuerdo con la Sunnah de nuestro Profeta. Este es un hábito muy saludable también. 

Debemos realizar la ablución antes de dormir, limpiar la cama y acostarnos en el lado derecho. 

Luego, debemos recitar las Azkar (súplicas) prescritas en la Sunnah antes de acostarnos, tales como recitar los últimos versos de la sura Al Baqarah, Ayat Al Kursi y sura Al Mulk. 

También es bueno recitar la sura Al Falaqsura An-Nas y sura Al Ijla, soplar en las palmas de las manos y pasarlas por la mayor parte del cuerpo posible, empezando por la cabeza, la cara y luego la parte delantera del cuerpo, haciéndolo tres veces (Bujari y Muslim). 

  1. Autorreprocharse por no ofrecer a Salat al Lail 

Al-lah ha puesto abundantes beneficios y recompensas espirituales para los creyentes en Ṣalaal Lail. Miremos dentro de nosotros mismos, y reconozcamos que necesitamos desesperadamente la ayuda de Al-lah, y luego reprendámonos a nosotros mismos si perdemos esta gran oportunidad de lograr la complacencia de Al-lah. 

Por la noche, los siervos sinceros, a solas con su Señor, ruegan por sus asuntossuplicándole a Al-lah Su infinita misericordia. Esta una gran oportunidad para acercarnos nuestro Señor y obtener un noble premio con el que muchos sueñan, pero que solo unos pocos benditos logran alcanzar. Así que la próxima vez que nos cueste separarnos de nuestras acogedoras y cómodas camas, pensemos en las cómodas camas de las tumbas con las que se nos premiará por realizar el Ṣalaal Lail. 

Mi plegaria por ti… y tu plegaria por mí 

Y una cosa más: ¿puedo pedirte que reces por mí y por todos los musulmanes cuando seas bendecido con el honor de permanecer despierto ante tu Señor en esos preciosos momentos de la noche? 

Me encantaría rezar por ti también. Así que, oremos los unos por los otros para que nunca seamos reprochados ni aquí, ni en el Más Allá por haber perdido tan magníficas oportunidades que nos da la noche. 

El balance final 

¡Alḥamdu lillah por algo aún mejor que una cama acogedora y cómoda en las primeras horas de la noche! No nos perdamos este tiempo de plegarias respondidas y cercanía con Al-lah.