- Revista AlJumuah - https://aljumuah.net -

¿Inactivo o productivo? Un recordatorio para el confinamiento

A medida que el mundo se sienta en casa y la tecnología se paraliza, cada uno de nosotros, de repente, descubre que tiene mucho tiempo para trabajar, entretenerse o disfrutar con la familia. Para el creyente, este es un período de pruebas, oportunidades para mejorar, recuperar el tiempo perdido, tener sabr y estar agradecido si no es golpeado por el coronavirus. El Islam siempre nos ha recordado el valor de nuestro tiempo y nos ha proporcionado una lista de cosas por hacer antes de que nos llegue la muerte. El tiempo libre se debe utilizar para reflexionar sobre la “lista de tareas”, pero primero viene la actitud hacia la vida…

{Exhorta [con el Corán], porque el recuerdo es beneficioso} [Corán 87: 9]

Tómate la vida en serio

¿Por qué? La primera aleya de la sura Al Anbiyá: {Se aproxima la hora en que la gente deberá comparecer [ante Dios para ser juzgada], sin embargo, se muestran indiferentes, lejanos} [Corán 21:1], especifica que cada día nos dirigimos hacia la muerte, la mayoría de nosotros de forma descuidada. El nombre de la sura es Al Anbiyá (Los profetas), contiene historias de comunidades anteriores que no tomaron en serio las advertencias de sus profetas. Todas ellas se condenaron.

¡El estado mueres es tan importante como el estado vives!

Está narrado en la autoridad de Abu Hurairah que el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, observó: “Apresúrate a hacer buenas obras (antes de ser alcanzado) por las turbulencias que serán como parte de la noche oscura. Entonces (en ese período tormentoso), un hombre será musulmán por la mañana e incrédulo por la noche, o será un creyente por la noche e incrédulo en la mañana, y venderá su fe por bienes mundanos (Sahih Muslim, libro 1, # 0213).

Cuando Al-lah pone a prueba a la humanidad, no espera que la gente se siente y se entretenga. Más bien, nos recuerda: {Ya había enviado Mensajeros anteriores a ti a otras comunidades, pero [por haberles desmentido] las castigué con miseria y enfermedades, para que así fueran humildes. Hubiera sido mejor para ellos mostrar humildad e invocarme cuando les llegó Mi castigo. Pero sus corazones se endurecieron y el demonio les hizo parecer bello lo que hacían} [Corán 6:42-43].

No “mates” tu tiempo, úsalo de forma beneficiosa

Ibn Abbas, que Al-lah esté complacido con él, reportó: “El Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Aprovecha las cinco antes de las cinco: tu juventud antes de tu vejez, tu salud antes de tu enfermedad, tu riqueza antes de tu pobreza, tu tiempo libre antes de tu trabajo, y tu vida antes de tu muerte” (Sahih Al Yam’i, # 1077).

El hadiz anterior se ajusta bien a la situación de bloqueo pandémico y se presenta como una prueba, como promete Al-lah:

{Los pondremos a prueba con algo de temor, hambre, pérdida de bienes materiales, vidas y frutos, pero albricia a los pacientes} [Corán 2:155].

Las cinco antes de las cinco

El Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nombró cinco cosas que uno debe apreciar y agradecerle a Al-lah por ellas. Ser descuidado con cualquiera de ellas puede causar arrepentimiento en el futuro.

  1. Tu juventud antes de tu vejez

Las obras maestras más elevadas de los académicos islámicos fueron realizadas en la juventud. El Imam Nawawi murió a la edad de 44 años, pero para entonces ya había escrito Al Minhay Al Sharh Sahih Múslim y Riyad Al Salihín, entre otros diez voluminosos libros. Sus logros fueron el doble de los de una persona que puede duplicar su edad, pero no ha alcanzado lo mismo. Es importante que la juventud no se desperdicie en el entretenimiento o la ociosidad.

  1. Tu salud antes de tu enfermedad

La mayoría de los problemas de salud se deben a un estilo de vida poco saludable, y ello incluye malas dietas y malos hábitos de sueño. Muchos jóvenes han sobrevivido al ataque del coronavirus debido a su sistema inmunitario fuerte, mientras que los viejos han sucumbido. Pero los malos hábitos como fumar y beber pueden dañar el sistema inmunitario. Hace apenas una semana las víctimas del coronavirus estaban sanas, pero hoy muchas de ellas están en sus tumbas mientras que el resto lucha por mantenerse con vida.

Quedarse en casa durante la cuarentena no debería hacer que sientas la tentación de seguir comiendo más de lo que necesitas normalmente, pues comer en exceso puede provocar complicaciones graves, y son mayores las posibilidades de que este estilo de vida sedentario pueda perjudicar tu salud y hacerte susceptible a ser víctima del coronavirus. El Corán nos recuerda una ética dietética importante: {Coman y beban con mesura, porque Dios no ama a los derrochadores} [Corán 7:31].

  1. Tu riqueza antes de tu pobreza

Al-lah probó al Profeta Ayub (Job), la paz de Al-lah sea con él, quitándole su riqueza, y probó al Profeta Sulaimán, la paz de Al-lah sea con él, dándole una riqueza que no le otorgó a nadie antes ni después. Sulaimán (Salomón) respondió a las recompensas de Al-lah diciendo: {Esta es una de las gracias de mi Señor para probarme si soy agradecido o ingrato. Quien agradezca [las gracias de su Señor] se beneficiará a sí mismo; pero quien sea ingrato sepa que mi Señor es Opulento, Generoso} [Corán 27:40].

Como Al-lah ha prometido, Él nos probará a todos y la prueba incluirá ser golpeados por la pobreza. La mayoría de nosotros desperdiciamos el dinero con el que Al-lah nos bendice gastándolo en cosas que son de poca o ninguna utilidad. Si la pobreza es una prueba, tener suficiente dinero también lo es. Mucha gente se empobrece porque desperdicia su dinero. Su dinero es una recompensa, su conocimiento técnico y sus dispositivos tecnológicos son recompensas. ¿Y tú cómo los estás usando, con agradecimiento o sin él?

  1. Tu tiempo libre antes de tu ajetreo y tu trabajo

¿Cómo estás pasando tu tiempo de cuarentena? Más bien, debería preguntarte, ¿cómo estás utilizando tu tiempo durante la pandemia más severa que ha visto la humanidad en este siglo? La mayor parte del mundo está encerrada en sus hogares y muchos están “matando el tiempo”. Ellos lo llaman “pasar el tiempo”, pero en realidad no hay verdad en “pasar el tiempo”. O pierdes el tiempo o te beneficias de tu tiempo.

Se están haciendo virales conjuntos de sugerencias y consejos gratuitos, como planes para ver videos o películas para pasar el tiempo, mientras que otros simplemente se lamentan con todo el mundo en las redes por la situación. Sin duda, este “matar el tiempo” no será de beneficio para los creyentes, ni para que salgan de este período de prueba ni para el Más Allá. En lugar de ello, sería alarmante y punitivo para uno morir en esa condición.

  1. Tu vida antes de tu muerte

El coronavirus ha puesto de manifiesto la debilidad del ser humano, sin importar cuán bien estemos equipados con tecnología y avance médico, seguimos siendo incapaces de resistir a un microvirus si Al-lah lo libera sobre nosotros. Las epidemias y pandemias no son solo un castigo, sino también recordatorios y una oportunidad de valorar la vida antes que llegue la muerte. Tales calamidades pueden engullir por igual a buenos y malos. Y Al-lah las denomina Fitnah, una prueba. Y no hay prueba que le llegue a la gente que no haya sido creada por Al-lah con el fin de enseñarles una lección.

{Tengan cuidado de una prueba que afligirá no solamente a los opresores, sino a todos. Dios es severo en el castigo} [Corán 8:25].

¿Cómo manejarás tus días de cuarentena?

La cuarentena podría durar semanas o meses, y podría llevarse millones de vidas, incluyendo la tuya y la mía. Pero mientras estemos vivos y seguros debemos asumir el liderazgo en nuestros hogares para que el encierro sea productivo, en lugar de caer en la depresión. Recibimos noticias de personas ociosas que comparten videos o memes, esa no es la forma correcta de pasar el tiempo en casa. Algunas sunnah son vitales para implementarlas durante la crisis:

  1. Enfrentar estos tiempos con Sabr(paciencia).
  2. ¿Los pondremos a prueba con algo de temor, hambre, pérdida de bienes materiales, vidas y frutos, pero albricia a los pacientes. Aquellos que, cuando les alcanza una desgracia, dicen: “De Dios provenimos, y a Él retornaremos [para que nos juzgue por nuestras acciones]”} [Corán 2:155-156].
  3. Dhikr Al-lah(recordar a Al-lah)
  4. {¡Oh, creyentes! Tengan presente a Dios en todo momento} [Corán 33:41].
  5. El contexto de la revelación de esta aleya es la batalla de Jandaq, cuando los musulmanes estaban bajo tremendas dificultades, rodeados por fuertes ejércitos, y hubo una rebelión de los hipócritas. En un momento de angustia, Al-lah reveló la anterior aleya.
  6. Haz Du’a(súplica).
  7. Toda dificultad llega solo después de que Al-lah lo permite. Debemos buscar la ayuda de Al-lah para salir de esta crisis, a través de las súplicas apropiadas. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Quien recite esta súplica tres veces cada mañana (después del Fayer) y cada noche, no será perjudicado. ‘Bismil-lahil-ladhi la iadhurru ma as mihi shaiun fil ardi wa la fis samái wa Huwas Samí ul Alim’” (En el nombre de Al-lah, con Cuyo nombre nada es perjudicado en la Tierra ni en los cielos, y Él es el Omnividente, el Omnisciente) (Abu Dawud, At-Tirmidhi, Ibn Mayah, Ibn Baz).
  8. Sé activo en las tareas domésticas y ayuda a la familia
  9. Ser útil para tu familia es productividad. Es la sunnah del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, cooperar con tu familia al estar en casa. No exijas platos deliciosos, conténtate con comida simple. Ora en casa con tu familia y habla con ellos. No hables de temas deprimentes, sino dales esperanzas, como dice Al-lah: {Los pondremos a prueba con algo de temor, hambre, pérdida de bienes materiales, vidas y frutos, pero albricia a los pacientes. Aquellos que, cuando les alcanza una desgracia, dicen: “De Dios provenimos, y a Él retornaremos [para que nos juzgue por nuestras acciones]”} [Corán 2:155-156].
  10. Hacer Istigfary observar

Junto con el coronavirus viene también una catástrofe financiera. Sin saber cuánto tiempo más continuará la cuarentena, es esencial que nos las arreglemos para vivir. El rizq (sustento) está en las manos de Al‑lah: la tawba y el istigfar son una fuente para obtener rizq. Incluso el Profeta Noé, la paz de Al-lah sea con él, le dijo a su pueblo que se arrepintiera, asegurándoles: {Si lo hacen, Dios perdonará sus pecados y les concederá vivir hasta el plazo prefijado} [Corán 71:4].

En la sura At-Talaq, Al-lah asegura: {Sepan que a quien tenga temor de Dios, Él le dará una solución, y le dará sustento de donde no lo esperaba} [Corán 65:2-3].

  1. Una última palabra

Ya sea que estemos lidiando con una pandemia o simplemente con la vida ordinaria, tanto las dificultades como la facilidad hacen parte de la vida. De cualquier modo, es una situación de “ganar-ganar” para el creyente, como dice el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, pues las dificultades traen humildad y la facilidad trae gratitud: “Es asombroso el caso del creyente, pues todos sus asuntos son buenos y esto es exclusivo del creyente. Si algo bueno le ocurre, es agradecido y esto es bueno para él. Y si algo malo lo perjudica, es paciente y esto es bueno para él” (Sahih Muslim, # 2999).